La policía de Nueva Zelanda anunció el domingo el decomiso de 35 kilos de cocaína, un récord en el país, que estaban escondidos en una escultura con forma de cabeza de caballo procedente de México.

“Es un gran éxito para Nueva Zelanda (…) Debemos estar orgullosos por haberlo detectado pronto”, dijo la detective Virginia Le Bas, de la unidad del crimen organizado.

El cargamento de cocaína había sito traído en avión desde México hacia Auckland, donde fue descubierto en mayo escondido en la escultura de cabeza de caballo con joyas incrustadas.

Tras una investigación de seis semanas, la policía detuvo este fin de semana en Auckland a un mexicano y un estadounidense que iban a huir a Hawái. Otro mexicano fue detenido en la ciudad de Christchurch.

Equipo Editorial
Equipo Editorial

Últimas noticas de Equipo Editorial (ver todos)

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here