Un niño de ocho años fue acusado de asesinato en el estado de Alabama, Estados Unidos, por presuntamente matar a golpes a una bebé de un año, cuya madre la había dejado para salir de fiesta, informó el miércoles la policía.

El niño, de quien las autoridades no han divulgado la identidad, atacó violentamente a la bebé que no paraba de llorar, según las autoridades.

“En 22 años de trabajo en la policía, este caso es de lejos uno de los más tristes que he encontrado en mi carrera”, dijo a la AFP Sean Edwards, portavoz de la policía de Birmingham, Alabama (sureste).

Katerra Lewis, madre de la bebé, fue imputada de homicidio involuntario, por haber dejado a la pequeña Kelci Devine Lewis junto al joven que la mató y otros niños, sin supervisión adulta, mientras ella salió de fiesta.

El mayor de los niños era el de 8 años.

La investigación de la policía estableció que Lewis y una amiga salieron a un discoteca entre las 23H00 y las 02H00 de la mañana.

Kelci Devine Lewis fue encontrada sin vida un día después, el 11 de octubre, en su cuna. La policía la llevó a un hospital pero no hubo manera de revivirla.

“El niño de ocho años se puso extremadamente nervioso porque la pequeña de un año no dejaba de llorar”, dijo Edwards. “Entonces la agredió violentamente”, señaló.

“La bebé sufrió un severo trauma en la cabeza y extensos daños a órganos internos que le produjeron la muerte”, precisó la policía.

Katerra Lewis fue liberada el lunes bajo fianza mientras espera el juicio.

“Este tipo de comportamiento, este tipo de irresponsabilidad por parte de un padre es totalmente inaceptable”, dijo Edwards.

El niño acusado permanece bajo custodia del Departamento de Recursos Humanos de Alabama, que ha descartado divulgar su nombre.

El Departamento señaló no haber tenido ninguna denuncia previa sobre Katerra Lewis.

La edad a la que los menores pueden ser imputados por cargos criminales varía de estado en estado en Estados Unidos, pero Alabama no tiene una edad mínima para procesos ante la corte juvenil.

“Es muy inusual que alguien tan joven sea procesado”, indicó Tobie Smith, abogado especializado en defensa de menores en Alabama.

El niño será procesado en la corte juvenil y podría ser sentenciado a permanecer en prisión juvenil hasta los 21 años, dijo Smith.

En Estados Unidos han ocurrido otros casos en que niños enfrentan cargos severos.

Un niño de once años en Tennessee fue acusado de asesinato el mes pasado luego de que disparó y mató a una vecina de ocho años tras una disputa por un cachorro.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here