La iniciativa, presentada por el diputado priista Roberto Mendoza, señala que debe tutelarse el derecho de las personas a tener una muerte digna. El documento, que apenas fue remitido a comisiones para su estudio, y que el servidor público espera sea fortalecido con consultas y foros de discusión, recuerda en la exposición de motivos que la eutanasia o “muerte dulce” tiene como única finalidad “terminar con una vida que sólo está llena de sufrimiento a causa de una enfermedad”.