Fotografía: EFE / José Méndez
Ciudad de México, México.

Sam Nicholson, posproductor de Hollywood que ha participado en filmes de la talla de “Star Trek” (1979), expresó en una entrevista con EFE que cree que en México “se harán películas increíbles en los próximos diez años” gracias a la democratización del cine y la posibilidad de grabar con un teléfono móvil.

“Lo que había impedido que esto sucediera era el acceso a la tecnología, porque costaba mucho, las cámaras eran imposibles o tenías que ir a Hollywood”, argumentó el estadounidense en el marco del festival de cine grabado con teléfonos celulares SmartFilms celebrado este fin de semana en Ciudad de México.

Nicholson, quien es director general de Startgate Studios, productora dedicada a los efectos especiales, reveló que pronto abrirá un estudio en la capital mexicana.

“Traeremos la última tecnología y luego reuniremos a artistas de efectos visuales para hacer lo último en producción”, anunció.

El estadounidense consideró que en México hay un “notable talento artístico” y alabó la “profunda y rica cultura” latinoamericana.

“La telenovela, por ejemplo, es emotiva y apasionada, y eso es lo que hace una buena película. Todas las películas del festival son muy apasionadas y creo que eso viene de la pasión latinoamericana y su visión de artista”, prosiguió.

Nicholson subrayó el “privilegio” que ha tenido de trabajar con directores mexicanos como Alfonso Arau o Alejandro González Iñárritu en su última película “Bardo” (2022).

“Son mucho más apasionados que los norteamericanos o los europeos. La cultura o la comida en América Latina son muy profundas, y todo eso se relaciona al hacer una película. Al fin y al cabo, éstas tienen que ver con la gente, con emocionarse con una historia”, expuso.

                                          DEMOCRATIZACIÓN DEL CINE

Respecto a la realización de películas con teléfonos móviles y la consecuente democratización del cine, el posproductor consideró positiva la eliminación de barreras y negó que pueda suponer un descenso en la calidad artística de las producciones.

“Todo el mundo tiene una historia que contar y mucha gente no lo hará porque tiene miedo o es demasiado difícil. Así que prefiero que haya más películas, de todos los tipos, que solo unas pocas hechas por los estudios”, dijo.

Además, prosiguió, con los teléfonos móviles se pueden conseguir grabaciones más naturales y espontáneas.

“Se siente más real, más tenso, como si realmente estuvieras allí, que es lo que realmente quieres en una película”, indicó.

Además, auguró que algún día el proyecto premiado con el Oscar a Mejor Película del año estará grabado con un teléfono móvil.

El estadounidense, que ha participado en grandes proyectos como “Star Trek” (1979), “Ghostbusters II” (1989), “The Walking Dead” o “Doctor Who”, aseguró que éstas cintas podrían haberse rodado con la cámara de un móvil.

“Se verían un poco diferentes, pero tal vez mejor. La cámara no hace la película, es sólo una ventana para capturar lo que está sucediendo. Y si eso no es convincente, si los actores o las historias no son buenas, no importa cuánta tecnología tengas”, sentenció.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here