Ocotlán, Jalisco.

Ante el crecimiento de casos de COVID-19 en el país y el Estado de Michoacán, el municipio de Sahuayo y la Parroquia de Santiago Apóstol dieron a conocer que harían algunos ajustes en torno a esta fiesta, para reducir los riesgo de contagio del nuevo coronavirus.

En un comunicado firmado por el párroco, Armando Flores Navarro, las autoridades eclesiásticas dieron a conocer que ante el crecimiento de casos, han revisado “con responsabilidad religiosa y ciudadana, el programa de nuestras fiestas patronales para hacer los ajustes correspondientes que ahora hacemos del conocimiento de los fieles y devotos de Santiago Apóstol”.

La procesión con la imagen de Santiago Apóstol del 25 de julio se llevará a cabo de forma normal, sin embargo, invitaron a que la población se una mediante las transmisiones en vivo que realizarán, en tanto que quienes acudan a las calles para ver la procesión, se les solicita guardar las medidas sanitarias correspondientes; además, solicitaron que por esta ocasión no se realicen mandas, ni se siga la procesión o se cargue la imagen del santo.

En tanto que la procesión prevista para el 28 de julio no se podrá llevar a cabo, el resto del programa continuará con lo previsto, ya que no se incluyen eventos multitudinarios informó el párroco mediante el boletín informativo, quien hizo un llamado a los pobladores para respetar las medidas.

Por otro lado, el presidente la población, Jesús Gómez Gómez, informó mediante redes sociales que apoyarán las medidas emitidas por la parroquia, en las cuales se tomaron en cuenta a diversos sectores de la población para tomar la mejor decisión. 

Según la Dirección General de Epidemiología, en su corte del día 24 de julio, hay en Sahuayo, un total de 435 casos acumulados del nuevo coronavirus, de los cuales cinco están activos y 40 personas han fallecido. 

Luis Felipe García López