México avanza en su plan con la vacunación de personas entre 50 y 59 años
Fotografía: EFE/Sáshenka Gutiérrez
Ciudad de México, México.

México avanzó este lunes en el combate contra la pandemia de la covid-19 con el inicio de la vacunación de personas de entre 50 y 59 años en la capital del país, la zona más afectada por el coronavirus al acumular más de 42 mil fallecidos, cerca del 20 % del total nacional.

Cuatro sedes de vacunación de Ciudad de México empezaron a administrar la primera dosis a personas del segundo rango de edad, después de que la recibieran en semanas pasadas los mayores de 60 años y el personal sanitario.

En las alcadías Gustavo A. Madero, Magdalena Contreras, Cuajimalpa y Milpa Alta, el Gobierno de la capital estima vacunar a 255 mil personas en esta nueva fase con 177 mil dosis de la rusa Sputnik V y 78 mil  de la británica AstraZeneca.

– Vacunación sin aglomeraciones –

En la sede de vacunación de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional (IPN), arrancó la jornada sin largas colas ni acumulación de personas.

“La gente está viniendo con su horario asignado porque eso nos ayuda mucho a la movilidad. Si se dan cuenta no tenemos saturado, el Gobierno de la Ciudad de México se encarga de la logística, la movilidad, el registro…”, dijo a Efe Indira Mendiola, responsable médico de la sede de vacunación.

En la puerta del IPN frente a esta facultad, una gran cantidad de personas con chaleco del Gobierno atendían a las personas que iban llegando para que el flujo de gente fuese avanzando de manera ordenada.

En el interior, las zonas de espera, las mesas de vacunación de 10 en 10 y la zona de observación no presentaban aglomeraciones, si acaso unos minutos de espera debido a las características de la vacuna Sputnik V, que necesita dos horas para descongelarse completamente.

“La vacuna se tiene que mantener entre -20 y -40 grados (centígrados) y una vez descongelada en su totalidad tenemos un rango de tiempo para usarla de 120 minutos, entonces es lo que hacemos. No es un problema, solo que tenemos que adaptarnos a la logística de la vacuna porque cada vacuna tiene su especificación”, relató Mendiola.

– Ánimo después de la dosis –

En la salida, Silvia, vecina recién vacunada, cruzó las puertas bailando con algunas personas del Gobierno de la ciudad que agradecen y felicitan a quienes ya salen con su vacuna puesta.

Ella agradeció a las autoridades y a la ciencia y desea que todo resulte bien, a la vez que alabó la gestión de esta sede.

“La organización, muy bien: hay mucha gente de apoyo, explican, te enseñan la vacuna, atienden bien, todo bien”, añadió Silvia, para luego confesar lo que echa de menos de la vida de antes de la pandemia: “sonreír, vernos, darme la pintadita de labios, besarnos, abrazarnos…”, comentó.

Como ella, María Teresa, también echa en falta compartir con la familia, además de salir a hacer ejercicio e ir a bailar.

Explicó que le mostraron en todo momento la ampolla con la vacuna y cómo rellenaban la jeringa. Además, animó a la gente a que “no tengan miedo y se vacunen”.

La médica, Mendiola, detalló que, por el momento, no reportaron ningún caso de reacción alérgica ante la vacuna y que los del nuevo rango de edad acuden con dudas sobre su reincorporación al trabajo.

“La mayor diferencia con la población de 60 y más es que tenemos menos necesidad de uso de silla de ruedas. De ahí en fuera las preguntas o dudas son similares con respecto a qué puedo hacer y no después de vacunarme y nada más, solo que ellos (los que tienen entre 50 y 59) trabajan”, expuso la especialista.

– Paso en firme –

Esta mañana, la jefa de Gobierno de la capital, Claudia Sheinbaum, informó que hasta las 11:00 hora local, se habían vacunado a 11 mil 284 personas de 50 a 59 años.

Dijo que acabar con la vacunación de 50 a 59 años dependerá del arribo de vacunas, pero se tiene capacidad de inmunizar a unas 700 mil  personas semanalmente.

En la ciudad, al primera en vacunar a este rango de edad, hay 1,3 millones de adultos entre 50 y 59 años.

Hasta el momento, la ciudad acumula 641 mil 997 personas contagiadas y 42 mil 5 fallecimientos. Además, la capital tiene su “semáforo epidemiológico” en naranja, lo que implica todavía alto riesgo de contagio.

En todo el país son 2,3 millones los casos de contagio y 217 mil 233 los fallecidos, y hasta el momento se administraron ya 18.3 millones de vacunas, administradas mayormente a mayores de 60 años, a personal sanitario y a maestros.

México es el tercer país del mundo con más fallecidos, solo superado por Estados Unidos y Brasil, aunque el pasado domingo solo se registraron 95 nuevos decesos, la menor cifra en un año.

Desde el 23 de diciembre, México ha recibido 25.42 millones de vacunas de cinco diferentes farmacéuticas, tan solo esta semana se recibieron 3.3 millones de dosis.