Fotografía: Adrián Ramírez

Autlán de Navarro, Jalisco.

 

Ubicada en la Costa Sur de Jalisco, Isla Cocinas es un parador turístico de arena blanca y aguas cristalinas. La emblemática isla, perteneciente al municipio de La Huerta, es un santuario de aves que, a pesar de estar incorporada al Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas, enfrenta un panorama difícil, pues el turismo que acude a este paraíso costero no ha seguido los principios de sostenibilidad.

La Junta Intermunicipal de Medio Ambiente de la Costa Sur, la Dirección de Ecología del municipio de La Huerta, el Centro Universitario de la Costa Sur y la Cooperativa de Prestadores de Servicios Turísticos de Isla Cocinas realizaron una campaña de limpieza en la que retiraron grandes cantidades de basura, siendo las colillas de cigarros algunos de los residuos con mayor presencia y unos de los más preocupantes, pues los tóxicos que liberan se filtran a los mantos acuíferos y afectan al entorno, flora y fauna, explicó Julián López, auxiliar de ecología del municipio de La Huerta.

“Es una gran problemática. La colilla de cigarro tiene mucho tóxico que se libera al piso, hay una gran degradación que se nota en las piedras que pueden perder coloración. Además, se pueden filtrar a los mantos acuíferos. En este caso, nos estaba dañando mucho el entorno de la isla, tanto a la flora como a la fauna; el tóxico que libera se penetra dentro de la planta y del animal que vive ahí”.

Marduck Cruz Bustamante, director de la Junta Intermunicipal de Medio Ambiente de la Costa Sur, dijo que se retomará el trabajo coordinado entre instituciones de los tres niveles de Gobierno para conservar esta área natural. Cruz Bustamante resaltó la importancia de regular las actividades turísticas y capacitar a los prestadores de servicios a fin de realizar un turismo sostenible y ordenado.

“La idea es retomar el manejo en el tema de turismo con la cooperativa que presta su servicio, además empezar a retomar una coordinación más activa con todos los niveles de Gobierno, ya que este es un santuario, un área natural protegida. Es muy importante empezar a regular la actividad en turismo, no es que no se deba hacer, si no que hay que hacerlo de una manera más ordenada”.

Isla Cocinas es parte de la Bahía de Chamela, conformada por ocho islas y cuatro islotes. Esta isla cuenta con tres tipos de vegetación: bosque tropical caducifolio, matorral xerófilo de acantilado y duna costera. Su flora está integrada por 21 familias, 23 géneros y 36 especies. Pelícano blanco, pájaro bobo de patas grises y de patas azules son algunas de las aves que pueden apreciarse en ella.

Antonio Díaz

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here