Línea 3
Fotografía: Gobierno de Jalisco
Guadalajara, Jalisco.

Con el debido mantenimiento a las trabes que sostienen la línea elevada de la Línea 12 del Metro, pudo evitarse la tragedia que le costó la vida a 25 personas y lesiones a 79 más en la ciudad de México, afirmó Heriberto González Rodríguez, presidente de la Asociación Mexicana de Laboratoristas, conformada por ingenieros que revisan el control de calidad de las obras públicas.

El experto explicó que la Línea 12 se construyó con concreto y ese material cuando presenta alguna falla, hay poco tiempo para actuar. Por ello, debe darse una adecuada revisión y mantenimiento a las instalaciones.

“Con una revisión se hubiera previsto. El asunto del concreto, que es un material muy noble, tiene ese problema, que cuando falla, el movimiento de deformación al movimiento de falla es muy corto. El acero es muy noble. El acero, en el momento en que viene una deformación al momento de su rompimiento, tengo un rango muy alto para alcanzar a verlo. Ese es el peligro de utilizar el concreto, que sus rangos del momento en que se deforma, al momento de romper, es muy corto, pero el elemento sí tuvo que haber anunciado que algo estaba sucediendo ¿no? Eso pudo detectarse de haberle dado mantenimiento”, precisó.

En el caso de la Línea 3 del Tren Ligero que va de Zapopan a Tlaquepaque, explicó que la estructura al ser de metal, requiere una revisión permanente, con un mantenimiento anual, para prevenir cualquier falla o desplazamiento, afirmó Heriberto González, quien fue director del Centro Jalisco de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

“Aquí tenemos un problema. La estructura es más ligera, no va a haber ningún problema, pero al ser de metal, va a requerir un mantenimiento tres veces más que el que requería allá (la Línea 12 de la CDMX), porque allá era un elemento de concreto. Entonces, el concreto tiene mayor resistencia, requiere menos mantenimiento y no se le dio. Imagínate aquí. Aquí no. Aquí va a requerir un mantenimiento anual y si no se le da y no se le está monitoreando con pruebas de resonancia, cómo se comporta la soldadura, su mantenimiento perfectamente, para que no venga el proceso de envejecimiento del acero”, subrayó.

El presidente de la Asociación Mexicana de Laboratoristas dijo que sí hubo fallas en el mantenimiento de la Línea 12 y señaló que para saber cuál fue la falla, tienen que revisarse las bitácoras de obra para conocer si los procesos constructivos se acataron según lo establecido en el proyecto y los controles de calidad de los materiales utilizados.

Ignacio Pérez Vega