Por Gabriela Arreola

Los reportes en cuanto a carencias y el mal funcionamiento de los servicios públicos en las diversas colonias de la cabecera municipal no han cesado en los últimos meses. El abastecimiento irregular de agua, las fallas en el alumbrado público y las vialidades deterioradas son las problemáticas a las que se enfrentan mayoritariamente los laguenses y de acuerdo con sus declaraciones, no creen que estas sean resueltas en los 48 días que quedan a la actual administración.

Reprobados en suministro de agua, alumbrado público y vialidades

De manera específica, sobre la iluminación en espacios públicos, los habitantes indican que hay calles en las que faltan postes y lámparas, mientras que en las que cuentan con la infraestructura, las luminarias suelen fallar. Además, es importante mencionar que aparejado con la cuestión del alumbrado público viene el tema de la seguridad.

Al respecto, hablan vecinos de Paseos de la montaña.

«Pues no han fallado, pero sí hay calles a las que les hacen falta alumbrado, por decir como aquí, en este pedazo no hay lámparas y en la noche está muy oscuro».

«Sí está fallando, algunas lámparas no sirven y ya tienen mucho, con las lámparas siempre se ha batallado, porque no vienen a arreglarlas. La gente les ha hablado, pero no».

«También, con esta lámpara me aventé como un mes que no servía, aquella otra lamparita tampoco sirve y todo esto se pone muy oscuro».

Baches al por mayor

Otra clara deficiencia generalizada en la mancha urbana, tiene que ver con el estado de las vialidades. Las personas argumentan que los baches dificultan el tránsito en sus colonias y en muy pocas ocasiones personal de Obras Públicas se hace presente para reparar las calles:

«No… baches es lo que más sobra, son muchos, esos sí los deberían de arreglar».

«Eso sí está pésimo, porque por ejemplo en la subida de Valle de Otumba, ahí ya llevan más de un mes arreglando un tramito y no pueden terminar».

«Pues son pocas, la verdad, por ejemplo en esta calle hay un hoyo muy grande, ya tiene rato ahí, una semana ha de tener ahí».

«Me da tristeza, la verdad, que hoy veo a Lagos muy destruido, para llorar, hace falta mucho trabajo».

«Los baches son los que con el agua nos están perjudicando».

«No, eso sí es un desastre, tan sólo aquí atrás, no tiene una semana, tiene más de dos semanas que está ese hoyo y yo no sé qué esperan para venir a arreglarlo, a que haya un accidente para ahora sí moverse».

Si no hubo voluntad antes, ahora menos

En la mayoría de los ciudadanos prevalece un sentimiento de insatisfacción con respecto a la gestión de los servicios públicos por parte del actual gobierno municipal. Creen que, si no se hizo nada en tres años, mucho menos se hará algo ahora que la administración está a punto de pasar la estafeta a un partido de oposición.

«No, ¿para cuándo?, pues si no lo hicieron en tres años, menos en un mes».

«Y lo que es el bulevar, está pésimo rumbo a la feria y uno de los comentarios que hacíamos ahí en el carro, decíamos que como ya van de salida no les interesa quedar bien con nadie, yo creo, porque ya saben que es otra administración la que entra».

«¿Por qué lo creo? porque pues si no lo hicieron antes ahorita que van de salida no creo que lo hagan».

«El Ayuntamiento la verdad es que últimamente ha hecho oídos sordos, están haciendo caso omiso».

Hay que decir, es una incógnita en qué condiciones quedarán las dependencias que brindan los servicios públicos a la población laguense y también cómo es que la administración entrante les dará solución y en cuanto tiempo se verán los resultados.