Fotografía: Pablo Toledo
Guadalajara, Jalisco.

El trabajo de oficina, las escuelas y la actividad de este martes se detuvo durante unas horas por ver el partido de la selección mexicana ante Polonia. Camisas verdes, miradas fijas, gritos y nerviosismo se vivió durante el primer encuentro del tricolor en el mundial de Qatar, que brinda la esperanza de ver a la selección obtener su primer mundial.

Algunos aficionados que no tuvieron el permiso para ver el juego adelantaron horas de comida, vacaciones y los más osados decidieron faltar sin importar perder el día y hasta el bono del mes pero no se podían perder el debut de su selección.

“Hacerse la pinta también como en la escuela todo se vale como dicen una mentira piadosa me siento mal me duele la cabeza o traiga temperatura pero hay que ver a la selección hay que disfrutarlo”, declaró una persona.

Otro de los entrevistados declaró lo siguiente:

“Agarramos la hora de comida al adelantamos para ver al tricolor a que gane esperemos no la estamos pasando muy a gusto-¿El partido Honduras dos horas cómo le van a hacer?-pues vamos a agarrar la de mañana yo creo”.

Una persona expresó:

“Adelantamos para venir a desayunar y ver el juego si los jefes nos dan oportunidad desde un día antes. Porque desde la primaria que nos llevaban la tele que veías ahí en el salón con todos igual lo mismo”.

Algunos comerciantes del centro de Zapopan ofertan promociones para que las personas acudan a ver los juegos de la selección y más allá la pasión señalan que este tipo de eventos atraen una buena derrama económica sobre todo para aquellos negocios que aún se encuentran en proceso de ajuste luego de la pandemia de COVID-19.

“Claro que sí tenemos bastante más afluencia de la clientela y pues estamos en la mejor disposición de atender los preparando promociones porque todavía hay dos juegos y ojalá lleguemos al quinto partido”, declaró un comerciante.

Y aunque el resultado no fue el esperado, el punto obtenido mantiene la esperanza de los aficionados de ver a la selección de México en la siguiente fase. Adelantan que se quedarán sin horas de comida, pedirán vacaciones y hasta faltaran a sus actividades si es necesario, pero no se piensan perder ningún juego y se tiene esperanza de llegar al famoso quinto partido.

Pablo Toledo

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here