desvío Ipejal
Fotografía: Ignacio Pérez/ Archivo
Guadalajara, Jalisco.

De las inversiones fallidas o sin ganancias que ha realizado el Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal) en los 12 años recientes, destaca el caso de los 89 millones de dólares o mil 157 millones de pesos que aportó el fondo de pensiones para el desarrollo turístico en la playa de Chalacatepec, en el municipio de Tomatlán, Jalisco.

La inversión se realizó en enero de 2010, con la anuencia del gobernador panista Emilio González Márquez, quien hizo una presentación pública de lo que llamó el proyecto “Nuevo Cancún”, al señalar que se trataba de un paraíso como el de la Riviera Maya, pero éste, a diferencia de aquel, “bien hecho”, aseguró el entonces mandatario jalisciense.

De ese dinero, el Ipejal aún no ha podido recibir utilidades. En 2019, el gobernador Enrique Alfaro, habló de que ya se habían “recuperado” 35 millones de dólares. Sin embargo, ese dato quedó en el aire, pues no existe una acreditación documental de ello.

Lo cierto es que, en las mil 200 hectáreas de la playa de Chalacatepec, que forman parte del fideicomiso de Ipejal, en asociación con la empresa Rasaland, aún no hay campos de golf, ni villas, ni hoteles, como se anunció en su momento.

El desarrollo turístico no se ha realizado debido a que un grupo de ejidatarios del ejido Morelos, propietario de las tierras, interpuso juicios de amparo.

El otro proyecto fallido es el de Santa Cruz de la Soledad, en el municipio de Chapala, donde el Ipejal invirtió 324 millones de pesos, en 2016, durante la gestión del gobernador Aristóteles Sandoval.

En 53.7 hectáreas estaba previsto construir tres mil 066 casas unifamiliares, 816 casas dúplex y 400 habitaciones para adultos mayores (estancias de retiro), en sociedad con la empresa Santa Cruz Inmobiliaria de Chapala, propiedad de cuatro empresarios: los hermanos Covarrubias Valenzuela.

Ese desarrollo también se detuvo porque un grupo del ejido Santa Cruz de la Soledad se opuso al despojo de sus tierras y realizó impugnaciones legales para impedirlo.

De este proyecto, el Ipejal no ha visto utilidad económica alguna.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here