Fotografía: EFE/Isaac Esquivel.
Ginebra, Suiza.

Los casos de COVID-19 reportados en el mundo bajaron un 17% durante la última semana en relación con la anterior, pero las muertes mostraron una tendencia contraria y subieron en un 7%, según el informe epidemiológico de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En términos absolutos se registraron casi 68 mil fallecimientos por la COVID-19, lo que ha elevado el total de casos desde que empezó la pandemia –a principios de 2020– a 5.7 millones.

Los nuevos casos confirmados de la enfermedad infecciosa fueron 19 millones en la última semana y el total acumulado a nivel mundial es ahora de 392 millones de personas positivas.

El número real de personas infectadas es mayor si se tiene en cuenta que no todas las personas que han pasado la enfermedad se hicieron la prueba.

Las regiones del Mediterráneo Oriental (comprende Oriente Medio) y las Américas fueron las que reportaron un crecimiento más importante de nuevos casos (36% en ambos casos), mientras que Europa registró el menor incremento (7%).

En cuanto a decesos, la región del sudeste de Asia (incluye India) fue donde más aumentaron (hasta un 67%), mientras que en Europa y las Américas se mantuvieron estables y se redujeron en Africa (-14%).

El mayor número de muertes fue reportado desde Estados Unidos, pese a lo cual fueron 15% menos que en la semana anterior; seguido de India (69 % más); de Rusia, donde la tasa de mantuvo estable; de Brasil, con un aumento del 39 %, y de México (48 %).

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here