La superestrella del pop Taylor Swift se convirtió en la campeona de los derechos de autor cuando, en pocas horas, hizo ceder a Apple sobre las condiciones de remuneración de los artistas en su nuevo servicio de streaming.

El gigante de la manzana anunció el domingo de noche que la compañía sí pagará las regalías a los artistas durante el período de prueba de tres meses de su futuro sitio de streaming. Inicialmente, Apple pretendía que el sitio fuera gratuito para los nuevos suscriptores.

Ese mismo día, Swift colgó en su Tumblr una carta titulada “Para Apple, con amor Taylor” (To Apple, Love Taylor), en la que explicó que su álbum “1989” no estaría en Apple Music porque la propuesta de la compañía era “chocante y decepcionante”.

“No pedimos iPhones gratis. No nos pidan que les demos nuestra música sin ser compensados”, señaló.

Esta vuelta de tuerca de una de las empresas más poderosas del mundo es una muestra más de la extraordinaria influencia de la joven artista de 25 años, que en abril ya fue nombrada una de las 100 personas más influyentes del mundo por la revista Time.

La cantante también marcó un precedente hace un tiempo cuando abandonó Spotify, el líder mundial de la música por streaming, por el mismo motivo: insatisfacción con las regalías recibidas.

“Tres meses es demasiado tiempo sin cobrar y es injusto pedirle a alguien que trabaje por nada”, afirmó la cantante, que consideraba la medida de Apple indigna de una compañía tan “progresista y generosa”.

En el papel de portavoz de sus colegas, Swift agregó que su posición no es “la queja de una niña mimada y gruñona, sino eco de la opinión de cada artista, autor o productor”.

Ellos “tienen miedo de hablar públicamente porque admiramos y respetamos mucho a Apple”, escribió.

Como ejemplo, habló de ese “joven autor de una canción que acaba de lanzar su primer éxito y creía que las regalías le permitirían pagar sus deudas”.

Apple llamó a la cantante

El domingo por la noche, el vicepresidente de Software de Internet y Servicios Eddy Cue anunció que la empresa había cambiado de rumbo y compensaría a los artistas en todas las etapas.

Apple Music “pagará a los artistas por el streaming, incluso durante el período gratuito de prueba”, escribió en su cuenta Twitter.

El dirigente de Apple dijo a la revista de la industria musical Billboard que telefoneó a Swift para darle la noticia de que su jefe, el presidente de Apple Tim Cook, estaba de acuerdo con el cambio de planes. 

Cue dijo además que Apple jamás pretendió dejar de remunerar a los autores y que ya había escuchado protestas de otros artistas, aparte de Taylor Swift.

Pero, “cuando desperté esa mañana y encontré la carta de Taylor, se consolidó la idea de que necesitábamos un cambio”, afirmó el directivo.

La cantante, que se encontraba de gira en Amsterdam cuando recibió la noticia, agradeció enseguida el gesto. “Estoy eufórica y aliviada. Gracias por vuestras palabras de apoyo. Nos han escuchado”, manifestó victoriosa en su Twitter.

Una larga negociación

La compañía no dio detalles sobre la forma como se implementarán los pagos, que se llevarán a cabo tras largas negociaciones con los grandes sellos discográficos.

Apple, que revolucionó la industria de la música con el invento del iPod, primero, y el sitio de descargas iTunes, después, está lanzando este nuevo servicio de música en línea con el que espera rivalizar con Spotify, Pandora o Deezer.

Los consumidores optan cada vez por streaming, y en este caso el peso pesado es el sueco Spotify, con 60 millones de usuarios, incluidos 15 millones que usan la versión paga.

Apple Music estará disponible para los usuarios de iPhones y iPads a partir del 30 de junio en 100 países. Pero para más adelante está previsto el lanzamiento de una versión compatible con Android, el sistema operativo móvil del rival Google.

El servicio costará 9,99 dólares por mes, con un plan familiar de 14,99 dólares para hasta seis personas.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here