actas electorales en Guatemala
Fotografía referencia. Créditos: Esteban Biba - EFE
Guatemala, Guatemala.

La Comisión de verificación y cotejo de actas del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Guatemala suspendió este miércoles el recuento de actas de los comicios generales celebrados el pasado 16 de junio por una serie de allanamientos que lleva a cabo la Fiscalía.

La directora electoral e integrante de esa comisión, Gloria López, indicó a los medios de comunicación que se suspendió el comienzo de la audiencia por las diligencias que realiza el Ministerio Público en el área de informática del Tribunal Supremo Electoral.

López no se aventuró a comentar cuando pueda comenzar esta nueva revisión de las actas de las Juntas Receptoras de Voto después de las denuncias de fraude y anomalías y tampoco quiso contestar a si sería factible aplazar la celebración de la segunda vuelta Presidencial, que está prevista para el próximo 11 de agosto.

En los resultados preliminares divulgados por el Tribunal Supremo Electoral, que aún no han sido ratificados, la ex primera dama socialdemócrata Sandra Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), y el exdirector del Sistema Penitenciario Alejandro Giammattei, del partido de centroderecha Vamos, figuran en primer y segundo lugar, respectivamente.

No obstante, López sí recordó que la segunda vuelta electoral se tiene que realizar, por ley, en un “plazo no menor de 45 días ni mayor de 60 días”.

El titular de la Fiscalía de Delitos Electorales del Ministerio Público, Rafael Curruchiche, explicó que el allanamiento en el área de informática forma parte de una “investigación de oficio” que comenzaron a raíz de las denuncias y que el objetivo es establecer si hubo un “error humano” o “tecnológico” en la transmisión de los datos electorales.

La comisión de verificación de actas está formada por “el auditor, el director general del Registro de Ciudadanos, el director de informática, la directora electoral, el jefe de departamento de inscripción de ciudadanos y elaboración de padrones, el coordinador de asuntos jurídicos y el inspector general”, que actuará como coordinador.

Desde la celebración de los comicios generales, varios partidos políticos y candidatos han acusado al Tribunal Electoral de anomalías e irregularidades en el proceso, una situación que se ha secundado con protestas y bloqueos en las calles que han obligado al ente a realizar un nuevo recuento de todas las actas que, sin embargo, no será vinculante al resultado oficial, aún sin proclamar.

La revisión de esos documentos, la primera que se realiza en la nueva era democrática que se instauró en 1986 tras varias décadas de regímenes militares que se sucedieron en el poder mediante fraudes y golpes de Estado, se celebrará después de que se resuelvan las denuncias de fraude e irregularidades en el proceso con el objetivo de corregir las “incongruencias”.