El fenómeno de las muertes violentas por parte del crimen organizado debería considerarse como un problema de salud pública, resaltó el investigador de la Universidad de Guadalajara Alfredo Rodríguez, al dictar su conferencia “Violencia estructural y crimen organizado en México”. Señaló que de las 40 mil ejecuciones registradas en los años recientes, el 5 por ciento han sido a mujeres. Dijo que, a veces, son secuestradas por no haber aceptado mantener una relación sentimental y al final las ejecutan pues utilizan a la mujer para vengarse de otro grupo delincuencial. De las 40 mil muertes de la guerra contra el crimen organizado del gobierno de Felipe Calderón, 10 por ciento han sido policías; uno por ciento, militares; 11 por ciento, torturados; 5 por ciento, con mensajes y 2 por ciento, decapitados. Mostró estadísticas que muestran que hay más muertes producto del crimen en Jalisco, que en Sonora.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here