Las colonias de Oblatos y El Fresno, en Guadalajara continúan sufriendo por la inseguridad, en tanto los vecinos aseguran que gran parte de ello es por la corrupción de la policía que esta coludida con los delincuentes.