El pleno del Congreso del Estado rechazó con 16 votos en contra, 13 abstenciones y sólo un voto a favor, el dictamen que remitió la Auditoría Superior del Estado de Jalisco (ASEJ) de la cuenta pública 2010 de Tlajomulco, el primer año de gobierno de Enrique Alfaro Ramírez, en el que el órgano Fiscalizador estimó que no existió irregularidad alguna.
De acuerdo con el dictamen remitido por el Máximo Órgano Fiscalizador de Jalisco, luego de la revisión de las finanzas de la administración de Enrique Alfaro Ramírez en Tlajomulco, en 2010 no se encontraron irregularidades en el manejo de los recursos públicos.
No obstante, los legisladores del PRI votaron en contra del dictamen enviado por la ASEJ, el PAN se abstuvo.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here