Padres y compañeros de los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos desde septiembre chocaron este miércoles con policías antimotines en Guerrero (sur) en una nueva jornada de protestas contra las elecciones del domingo, que incluyeron bloqueos en un aeropuerto y el saqueo de una oficina electoral en otros estados.

Un grupo de 120 familiares de los alumnos de la escuela de magisterio de Ayotzinapa viajaban en autobuses para realizar un acto de protesta en la vecina ciudad de Chilpancingo, capital de Guerrero, cuando un grupo de varias decenas de policías estatales y federales les vedaron el paso, explicó el vocero de los padres, Felipe de la Cruz.

“Nos bloquearon la carretera para llegar a Chilpancingo y empezó la agresión (de los policías) con gases lacrimógenos y petardos y a nosotros no nos quedó sino defendernos con piedras”, dijo a la AFP, Felipe de la Cruz.

Dos jóvenes y diez agentes resultaron heridos, según las autoridades.

De la Cruz afirmó que el accionar de los uniformados demuestra “la represión del gobierno” hacia los padres y compañeros de los 43 estudiantes, quienes fueron atacados por policías coludidos con narcotraficantes la noche del 26 de septiembre en Iguala y que las autoridades aseguran que fueron brutalmente asesinados por sicarios.

Horas antes, unos 300 integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), una corriente radical del sindicato de maestros de México, bloquearon con camiones los accesos al aeropuerto internacional de Oaxaca también contra las elecciones, lo que provocó la suspensión de varios vuelos.

La CNTE exige la derogación de la Reforma Educativa promulgada por el presidente Enrique Peña Nieto en 2014 -que prevé, por ejemplo una polémica evaluación a maestros- y ha emprendido una serie de protestas para boicotear las elecciones locales y legislativas del domingo, llegando a quemar papeletas de votación y a ocupar oficinas de la autoridad electoral.

En Chiapas (sureste), vecino de Oaxaca, maestros radicales también se movilizaron por tercer día consecutivo y prendieron fuego a muebles de instalaciones del Instituto Nacional Electoral (INE) en Tuxtla Gutiérrez, capital del estado.

En las elecciones del domingo se renovarán los 500 diputados federales, los gobernadores de nueve de los 32 estados mexicanos y casi 900 alcaldías, entre otros cargos.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here