Maestros sindicalizados de México irrumpieron en varias oficinas del Instituto Nacional Electoral (INE) en el estado de Oaxaca (sur) y causaron destrozos como parte de su campaña para boicotear las elecciones intermedias del domingo.

“Iniciamos un paro indefinido de labores para protestar en contra de la reforma educativa y un boicot a las elecciones federales del próximo siete de junio”, declaró a la AFP Rubén Núñez, líder en Oaxaca de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), una corriente radical del sindicato nacional de maestros.

En la ciudad de Oaxaca, un contingente de maestros ingresó a las instalaciones del INE y ocasionaron destrozos en la sala de sesiones, donde además quemaron papelería electoral y “agredieron con empujones y amenazas a personal del instituto y periodistas”, informó a la AFP un vocero de la institución.

Incidentes similares ocurrieron en otras localidades de Oaxaca, uno de los estados más pobres y con más población indígena del país.

En Juchitán, la policía reportó a la prensa que “un grupo de maestros abrió el portón de las oficinas distritales del INE utilizando un automóvil, y al ingresar destruyeron mobiliario e incendiaron las instalaciones”.

En Santo Domingo Tehuantepec, la policía informó que maestros de la CNTE “entraron por la fuerza a las oficinas del INE, de donde sacaron cajas de papelería y las quemaron en la calle”.

Este mismo lunes, en un encuentro con medios internacionales el presidente del INE, Lorenzo Córdova, dijo que su organismo había determinado cerrar la mayoría de sus juntas distritales en Oaxaca después de que los maestros anunciaran que este lunes ocuparían sedes electorales en protesta por la reforma educativa. 

Las del domingo serán “las elecciones más complejas” en México, para las que serán instaladas casi 149.000 casillas en todo el país, dijo el titular del INE, el organismo responsable de las elecciones.

Un total de 85,5 millones de electores están convocados para renovar los 500 diputados federales, gobernadores de nueve de los 32 estados mexicanos y casi 900 alcaldías, entre otros cargos.

Debido a la inseguridad y a la oposición de esta fracción de maestros, los sitios “donde hemos tenido más problemas para operar es en Oaxaca y Guerrero”, prosiguió Córdova.

Los maestros se oponen a la reforma educativa porque consideran que los exámenes para obtener aumentos salariales no consideran las desventajosas circunstancias a las que se ven sometidos, por ejemplo, los maestros más alejados de las zonas urbanas.

Las protestas magisteriales ocurren a pesar de que el gobierno federal anunció el viernes la suspensión indefinida de los exámenes a maestros, un punto clave de la reforma a la ley de educación promulgada en 2013.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here