El primer ministro británico, David Cameron, expresará al presidente mexicano Enrique Peña Nieto su inquietud por la situación de los derechos humanos en la reunión que mantendrán en Londres, dijo este martes su portavoz.

“Se espera que el primer ministro exprese inquietudes que ya se plantearon respecto a los derechos humanos, por ejemplo sobre el sistema judicial en México”, dijo a la prensa un portavoz del primer ministro.

“Lo hemos hecho antes y lo seguiremos haciendo. Lo haremos con espíritu de colaboración”, aseguró, ante el encuentro que Cameron y Peña Nieto mantendrán el miércoles en Downing Street.

Peña Nieto inició este martes una visita de Estado al Reino Unido, hasta el jueves.

Grupos de estudiantes mexicanos en el Reino Unido han convocado protestas por la presencia de Peña Nieto, al que acusan de no haber acabado con la violencia en México, uno de cuyos últimos episodios, la desaparición y muerte de 43 estudiantes en Iguala, causó indignación en todo el mundo.

Desde 2006, cuando el gobierno de Felipe Calderón decretó la guerra al narcotráfico, ha habido más de 100.000 asesinatos y desapariciones.

El encuentro con la reina

La reina Isabel II recibió el martes a Enrique Peña Nieto en el palacio de Buckingham en Londres, donde se hospedará hasta el jueves, en una visita en la que los problemas internos persiguen al presidente mexicano.

Un Peña Nieto sonriente y animado llegó después de mediodía a Buckingham en la misma carroza que la reina, de 88 años, en un cortejo de ocho carruajes.

En el segundo viajaban el marido de la reina, el príncipe Felipe de Edimburgo, y la esposa de Peña Nieto, Angélica Rivera.

En los siguientes, más modestos, iban otros miembros del gobierno mexicano que forman parte de la comitiva presidencial.

Los miles de turistas que suelen acudir al palacio a ver el cambio de guardia, se encontraron con un espectáculo mejor, el protocolo pomposo de las visitas de Estado, algo que no sucede más que dos veces al año.

En una mañana fría y destemplada, muy del invierno de Londres, el Mall, la avenida que une Trafalgar Square y el palacio de la reina estaba engalanada con banderas mexicanas y británicas.

Hubo salvas de cañón, guardia real montada y a pie -los miembros de esta última con sus famosos sombreros hirsutos alargados- y una banda de música.

Entre los curiosos había mexicanos cuyas palabras reflejaron la impopularidad de Peña Nieto, acosado por asuntos de corrupción y por la incesante violencia.

“El problema es que tenemos la sensación de que nuestro presidente no está a la altura, no es culto”, dijo uno de ellos, Héctor del Castillo, de la capital mexicana.

“La visita puede que le mejore la imagen en el exterior, pero en México no la arregla”, añadió, “hay violencia, el país está triste, y como dependemos del petróleo y los precios están bajos, amenaza crisis económica”.

“Cada día está peor”, asintió su esposa Lucía Vázquez, “no es un presidente que moralmente funcione”.

Rosalba González, una mexicana que vive en Londres, aseguró que “en estos momentos, vaya donde vaya, habrá mexicanos que protesten. En México las cosas están muy difíciles”.

Los derechos humanos, sobre la mesa 

Este martes por la tarde, Peña Nieto visitará la abadía de Westminster y el parlamento para dirigirse a ambas cámaras. 

Por la noche, será el invitado de honor de un gran banquete presidido por la monarca.

Desde que Isabel II accedió al trono en 1952, ha recibido a siete presidentes latinoamericanos -tres brasileños, tres mexicanos y uno chileno. El último fue el antecesor de Peña Nieto, Felipe Calderón, en 2009.

La reina despedirá personalmente el jueves al presidente mexicano, que viajará a Aberdeen, la capital petrolera de Escocia, a modo de punto final, para firmar un acuerdo con las empresas que extraen crudo en el mar del Norte.

El 2015 fue designado como el Año del Reino Unido en México y el Año de México en Reino Unido.

Peña Nieto, que subió al poder en 2012 con un ambicioso programa de reformas, como la apertura de la petrolera Pemex a la inversión extranjera, ha visto su popularidad seriamente dañada en los últimos meses por varios episodios de violencia y corrupción.

El más grave de ellos es la desaparición y probable muerte de 43 estudiantes en Iguala, en el estado de Guerrero, sudoeste, un caso en el que la fiscalía ha acusado a las autoridades locales, políticas y policiales, y a los narcotraficantes.

Desde 2006, cuando el gobierno de Felipe Calderón decretó la guerra la narcotráfico, ha habido más de 100.000 asesinatos y desapariciones.

“Hoy hay, sin duda, una sensación de incredulidad y desconfianza” en México, “hubo una pérdida de confianza”, admitió el presidente en una entrevista con el diario británico Financial Times.

El tema de los derechos humanos estará en la mesa en la reunión que mantendrá el miércoles con David Cameron, dijo un portavoz primer ministro británico.

“Se espera que el primer ministro exprese inquietudes que ya se plantearon respecto a los derechos humanos, por ejemplo sobre el sistema judicial en México”, dijo a la prensa un portavoz del primer ministro.

“Lo hemos hecho antes y lo seguiremos haciendo. Lo haremos con espíritu de colaboración”, aseguró, ante el encuentro que Cameron y Peña Nieto mantendrán el miércoles.

Este martes un colectivo de estudiantes mexicanos en el Reino Unido se manifestará ante Downing Street, como hizo el lunes ante la embajada de México la organización Amnistía Internacional.

Urban beat

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here