El gobierno estatal se trae una danza de cifras en materia de autos robados y se atreve a mentirle a opinión pública asegurando que estos han disminuido. En realidad, los agentes investigadores hacen enjuagues con los ladrones de coches marcando determinadas zonas en donde pueden robar sin temor a ser detenidos y, a cambio, se les solicita que cierta cantidad de coches robados se puedan localizar. Chávez Calderón opina que esto acarrea peores males a la sociedad y que agentes y ladrones tienen bien estructurada su maquinaria para cometer los atracos y permanecer impunes.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here