La detención de Mario Cárdenas Guillén es una sobreproyección de un personaje secundario, más como propaganda de fin de régimen (del gobierno de Calderón), dice Guillermo Garduño, especialista en temas de seguridad nacional, en su colaboración para Medios UDG Noticias con Karla Planter.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here