El caso del bebé Florentino, que publica hoy el diario El Universal, que a los 32 días de nacido perdió a sus padres en un enfrentamiento entre delincuentes y policías, además de recibir impactos de bala, ejemplifica las consecuencias y efectos que miles de niños pagarán el resto de su vida por vivir esta violencia cotidiana, dice Roberto Castelán en su colaboración para Medios UDG Noticias con Karla Planter.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here