“El “nuevo PRI” ya se instaló en México: Juan Pablo Franzoni Martínez, un priista ebrio, corta cartucho, que amenaza con una matanza de manifestantes antipeñistas en Xalapa, Veracruz, el sábado 7. A este ícono del “nuevo PRI” lo antecedió otro, ocurrido el 1 de julio: Pedro Joaquín Coldwell, presidente de ese partido y nada menos que senador, le da la gana meterse en la fila para votar y, con todo cinismo, lo hace en medio de gritos de corrupto y mentadas de madre”, dice Álvaro Delgado en su colaboración para Medios UDG Noticias con Karla Planter.

“El “nuevo PRI” es, también, la cargada de desplegados de todo tipo de siglas, incluyendo el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) que, sin siquiera respetar lo que la ley establece, da como ganador inobjetable a Enrique Peña Nieto, como lo hizo en 2006 con Felipe Calderón. Y lo es además el elenco de vocingleros de prensa, radio y televisión –y los “intelectuales” desde sus atalayas– que claman exactamente lo mismo que hace seis años con Calderón, cuando ni los recursos legales se habían agotado, ni siquiera lo previsto en el “compromiso” de los presidenciales. Este “nuevo PRI” –el PRI de siempre– ha regresado fatalmente, porque la lógica no admite margen de error: Si el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) usa los criterios que han sostenido los magistrados desde que asumieron el cargo, en 2007, entonces avalará la elección de Peña Nieto como presidente de la República”, agrega Delgado.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here