Rogelio Campos, director de Medios UDG, comenta acerca del mensaje del miércoles por la noche del presidente Felipe Calderón. Resultan preocupantes sus gestos, sus ademanes y su tono de voz, con los que está proyectando intolerancia e intransigencia. Considera grave los juegos de palabras en los que se está refugiando para defender su estrategia de combate al crimen organizado. No es muy inteligente excluir a sus potenciales aliados: los gobernadores. Rogelio Campos nos recuerda el discurso de Calderón, cuando era líder de su partido acerca de la participación militar en tareas que corresponde a la autoridad civil.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here