Cervecera Grupo Modelo fabricará gel antibacterial para combatir COVID-19
Fotografía: AFP
Ciudad de MéxicoMéxico.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo este miércoles que la cervecera estadounidense Constellation Brands aceptó conciliar con su gobierno por la cancelación de la construcción de una planta de la compañía en el norte del país.

“Me reuní con los directivos de la cervecera y platicamos en un ambiente de respeto. (…) Fue buena la reunión, abriendo posibilidades: una la denuncia jurídica y acudir a tribunales, y la otra la vía de la conciliación, y ellos aceptaron la segunda”, dijo el mandatario en su habitual conferencia matinal.

López Obrador afirmó que el martes se reunió con representantes de la firma para analizar otras opciones para la construcción de la planta localizada en Mexicali, en el estado de Baja California (norte), y cuya inversión total se estima en mil 400 millones de dolares 

“Explicamos que era una decisión tomada por la ciudadanos en donde no se podía operar la cervecera en Mexicali, y ellos ya han aceptado eso porque fue la voluntad de los ciudadanos y se respeta”, detalló el presidente.

Habitantes de Mexicali rechazaron la construcción de la planta mediante un polémico referendo organizado por el gobierno y efectuado el 22 de marzo, que tensó nuevamente la relación entre el empresariado y el presidente izquierdista.

En la consulta participó menos del 5% de los ciudadanos habilitados para votar en Mexicali. La obra había causado inconformidad en habitantes de esta región desértica por el consumo de agua que tendría la planta.

La semana pasada el gobernador del estado mexicano de Nayarit (oeste), Antonio Echevarría, invitó a Constellation Brands a invertir en su distrito, resaltando la suficiencia de agua en su territorio.

López Obrador ha dicho que la obra de la cervecera fue una decisión que heredó de la administración pasada.

Al inicio de su gobierno, el mandatario canceló -también mediante consulta popular-, la construcción de un aeropuerto en Ciudad de México, valuado en 13 mil millones de dólares, y promovido igualmente por la administración anterior.

La decisión generó una crisis de confianza entre inversionistas locales y extranjeros que, según expertos, explica mucho del pobre desempeño de la economía mexicana en 2019, cuando anotó su primera contracción anual en una década.

Analistas privados esperan que el PIB mexicano se contraiga 3,5% este año afectado por el coronavirus, según 35 pronósticos recopilados por Banco de México (central), en una encuesta publicada este miércoles.