Miembros de cerca de 60 ejidos situados en las inmediaciones de la Zona Conurbada de Guadalajara se inconformaron contra el macrolibramiento, hasta llegar a promover un amparo para que la obra se detenga.
Aseguran que el gobierno simplemente afectó sus tierras, pero no están enterados de qué se trata. Tampoco se pretende pagarles los predios a como realmente valen, de acuerdo con la ley. Se encuentran en espera de que el Juzgado Quinto de Distrito en Materia Administrativa conceda la suspensión solicitada.

[pro_ad_display_adzone id=58758]

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here