Pide el alcalde de Guadalajara, Francisco Ayón López, la renuncia de la delegada de la PROFECO en Jalisco, Lilia Bejarano, por considerar que no tiene autoridad y cobra por un trabajo que no realiza.
El munícipe señala que sus dichos se sustentan, al no poder la titular de la PROFECO resolver el asunto de desalojo de las oficinas de esa dependencia en un inmueble municipal.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here