TDAH
Fotografía: Medios
Guadalajara, Jalisco.

La falta de atención e interrupción del tratamiento para el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) en la niñez puede incrementar el riesgo de padecer otras enfermedades neuropsiquiatricas en la edad adulta, advierten neurólogos en el marco del Día Internacional de estos trastornos.

Entre los padecimientos que puede desencadenar un TDAH no atendido están la ansiedad, depresión, abuso de sustancias tóxicas o conductas desafiantes, trastornos del sueño y de la conducta alimentaria como la anorexia y bulimia, así como mayor riesgo de crisis convulsivas, explica el jefe del Departamento de Neurología Pediátrica en el Hospital Infantil de México “Federico Gómez”, Eduardo Barragán Pérez:

El Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad es una condición neurológica que se caracteriza por un patrón de comportamientos que refleja inatención, hiperactividad e impulsividad en diferentes ambientes de la vida de quien lo padece, y cuya prevalencia a nivel mundial se registra en un 5 por ciento en la niñez y un 2.5 por ciento en la edad adulta.

Uno de los principales retos de estos trastornos, coinciden especialistas en neurodesarrollo y neuropsiquiatría, es que los médicos generales y pediatras refieran de manera oportuna a los pequeños con el especialista y crear una red de atención integral que permita a los padres de familia informarse adecuadamente y los niños reciban tratamiento.

Rocío López Fonseca