FIFA
Fotografía: Fadel Senna - AFP
París, Francia.

Gianni Infantino, presidente de la FIFA, presionó a Irán para garantizar el acceso de las mujeres a los estadios de fútbol en el país para los partidos de clasificación al Mundial-2022, en una carta enviada al presidente de la Federación Iraní de Fútbol y obtenida por la AFP.

En esta misiva del 18 de junio, Infantino se alegró de poder haber asistido a la final de la Liga de Campeones asiática el pasado 10 de noviembre de 2018 en Teherán, con mujeres iraníes en las gradas, “por primera vez en 40 años” desde la Revolución Islámica de 1979.

Aunque ve “un paso importante”, Infantino lamenta que esto no haya continuado en el tiempo. “Esto ha sido aún más decepcionante, ya que no ha sido posible conservar esta dinámica positiva y continuar con progresos similares en el amistoso entre Irán y Siria el 6 de junio de 2019”.

El suizo también denunció las “puertas cerradas” para las espectadoras y “un número de mujeres que querían asistir al partido detenidas por las fuerzas de seguridad durante muchas horas”.

“Esto no va en línea con los compromisos adquiridos en marzo de 2018 por el presidente  Rohani, en los que nos aseguró que se realizarían rápidamente progresos importantes en este tema”, recalcó el dirigente.

El presidente de la FIFA, reelegido en París a principios de junio para un segundo mandato de cuatro años, pide a las autoridades iraníes informar a la instancia ubicada en Zúrich (Suiza), “en los mejores plazos pero antes del 15 de julio de 2019”, sobre las medidas concretas que pretenden emprender.

El máximo mandatario del fútbol mundial quiere que Irán garantice “a todas las mujeres, iraníes o extranjeras que lo deseen” la posibilidad de comprar boletos y de acudir a los campos para los partidos de clasificación de Irán de la zona Asia para el Mundial-2022, que empiezan en septiembre.

Desde la Revolución Islámica de 1979, las mujeres no tienen el derecho de entrar en los estadios en Irán para ver a los hombres jugar al fútbol.

La prohibición de las mujeres en los estadios continúa, sin embargo, dividiendo a la clase dirigente.

El actual presidente Rohani, un conservador moderado, expresó en muchas ocasiones su voluntad de ver a las mujeres entrar en los estadios. En octubre de 2018, el fiscal general del país advirtió que la presencia de mujeres en los estadios podría conducir “al pecado”.