Emilio Lozoya OHL
Fotografía: José Méndez - EFE    
Ciudad de México, México.

Las autoridades de México investigan la participación de Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), en la trama de sobornos de la constructora española OHL, reveló este miércoles la organización no gubernamental Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

“Han localizado una transferencia de 1,1 millones de dólares realizada en 2011 desde una cuenta en Suiza ligada a Lozoya a favor de Infoglobal, una empresa del yerno del máximo accionista de OHL”, informó MCCI en un comunicado.

Este grupo constructor está “involucrado en un escándalo de corrupción en España” y fue beneficiado con “contratos millonarios” durante la presidencia en México de Enrique Peña Nieto (2012-2018), quien nombró a Lozoya al frente de la petrolera estatal.

De acuerdo con MCCI, la cuenta en Suiza está a nombre de la empresa Tochos Holding, establecida en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes, y cuyos beneficiarios son Lozoya y su hermana.

A través de esta misma cuenta habría salido el dinero con el que Lozoya compró en 2012 una lujosa residencia en la capital mexicana y que podría haber venido de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

“Habría salido el dinero para adquirir la residencia de Lozoya y para transferir fondos a Infoglobal, que era propiedad de Javier López Madrid, yerno del principal accionista de la constructora OHL, Juan Miguel Villar Mir”, explicó la organización.

Según MCCI, en España se investiga una red de sobornos de OHL para obtener contratos de los cuales 3,4 millones de dólares vendrían de su filial en México.

Lozoya también está investigado por la compraventa irregular de una planta de fertilizantes mientras dirigía la petrolera estatal, por lo que a finales de mayo un juez ordenó su captura.

Pero la defensa de Lozoya, cuyo paradero es desconocido, interpuso un amparo, por lo que este miércoles fue suspendida la orden de aprehensión.

Sobre OHL México planea un escándalo desde mayo de 2015, cuando aparecieron filtraciones ilegales de audios que llegaron a involucrar al entonces secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, al que supuestamente la constructora habría pagado unas vacaciones, algo que él negó.

Y provocaron la renuncia del titular de Comunicaciones del Estado de México, Apolinar Mena, y del ejecutivo de OHL México Pablo Wallentin.

Puedes leer la investigación completa aquí.