CaracasVenezuela.

Los pensionados venezolanos empezaron a cobrar este martes sus mesadas por número de cédula, una medida que no evitó las habituales colas e incluso generó pequeñas protestas por la escasez de efectivo.

Para dar trato “preferencial” a unos 3,5 millones de beneficiarios, la Superintendencia del Sector Bancario (Sudeban) fijó días de pago según el último dígito del documento de identidad.

Lo hizo ante crecientes reclamos de quienes deben hacer largas filas para cobrar una mesada de 550.000 bolívares, que apenas alcanzan para 30 huevos por una hiperinflación que según el FMI escalará a 13.000% este año.

El pago de las pensiones se dificulta por la falta de efectivo, ligada a su vez al descomunal avance de los precios. Muchos jubilados prefieren los billetes por costumbre o al no estar familiarizados con las transacciones electrónicas.

“Estoy rabiosa, con impotencia, llevo aquí horas”, dijo a la AFP Gregoria Romero, quien recorrió cuatro bancos en Caracas, todos abarrotados.

Debido a cortes de electricidad, varios banco

s suspendieron los pagos en San Cristóbal (frontera oeste con Colombia), desatándose incidentes. Molestos, decenas de pensionados bloquearon calles, constató un reportero de la AFP.

En otras oficinas de esa ciudad no disponían de efectivo, en tanto que muchos usuarios desconocían la nueva modalidad y se aglomeraron para exigir su pago.

“La pensión no alcanza para comprar comida, vengo más que todo por el efectivo que sirve para pagar pasajes”, indicó Romero, de 62 años.

Por la falta de billetes, algunos no recibieron su pensión completa. “Solo pagaron 400.000” bolívares, dijo Gregoria.

Para Esmeralda Sánchez, de 65 años, es una situación “humillante”. “Haces cola para comprar comida, cola para ir al banco”, se quejó tras cuatro horas a la intemperie en el este de Caracas.

Impedidos para seguir de pie, muchos ancianos se sentaron en la calle para esperar su turno. Otros se protegieron del sol con sombrillas o pedazos de cartón.

Omar Betancourt, de 62 años, llevaba seis meses sin ir al banco. Cobraba con tarjeta de débito, pero esta vez hizo la cola por el efectivo que usa para “comprar cigarrillos, porque no alcanza para nada más”.

A Luisa Medina, de 60 años, el pago por número de cédula le pareció “buenísimo”. “Duré como una hora nada más”, contó a la AFP.

El presidente y candidato a la reelección, Nicolás Maduro, reivindica que durante la era chavista, que comenzó en 1999, el número de pensionados pasó de 387.000 a 3,5 millones.

Un empleado bancario comentó que la nueva modalidad aceleró el pago y aclaró que si una persona no acude los días que le corresponde puede hacerlo después. “Hasta que no cobre el último pensionado no dejamos de pagar”, dijo.