Lo usamos o cerramos
Fotografía: Celia Niño/Archivo
Guadalajara, Jalisco. 

El primer día después del anuncio de que el botón de emergencia no se activará en Jalisco, al menos no de momento, brigadas de trabajadores del Gobierno del Estado inician la entrega de cubrebocas en las calles de la ciudad. Junto a la mascarilla que se regala a las personas que aún no la portan, se da un pequeño folleto informativo sobre las ventajas de usar el cubrebocas como primera medida para evitar la propagación de más contagios de COVID-19.

Para concientizar a la población sobre la responsabilidad colectiva de su uso, desde la noche de este jueves les colocaron cubrebocas a algunas de las principales esculturas de la ciudad como el Miguel Hidalgo de la Plaza Liberación o la cabeza de la escultura Árbol Adentro, sin embargo en el Centro de Guadalajara aún son varios los ciudadanos que prefiero omitir su uso, dicen que no consiguen acostumbrarse a él porque les genera mucho calor.

El uso de cubrebocas fue desestimado en un inicio, el propio presidente de México había declarado que su uso no era garantía de protección pero finalmente las evidencias científicas le dieron su lugar a este aditamento al que debemos habituarnos porque no hay fecha de terminación de la pandemia y menos la habrá si el grueso de la población insiste en no usarlo en los espacios públicos.

El uso del cubrebocas de manera generalizada llegó de manera tardía a varios países, México entre ellos, ahora con más evidencia científica de sus beneficios para la protección contra el virus Sars-Cov-2, los discursos de mandatarios han migrado a recomendar en todo el planeta el uso de los tapabocas, que por sencillos que sean, al todos traerlo puesto, garantiza más posibilidades de cerrar el paso a la propagación del COVID-19.

Celia Niño

Celia Niño

Reportera en Canal 44
Trayectoria de cinco años en la televisión universitaria, egresada de la Licenciatura en Periodismo de la Universidad de Guadalajara. Ha dedicado su trabajo a la cobertura de municipios y temas metropolitanos, particularmente en la ciudad de Guadalajara de donde es originaria y donde participa de manera activa en asuntos de movilidad no motorizada.
Celia Niño