crisis COVID-19 México
Fotografía: EFE/Presidencia de México
Ciudad de México, México. 

El responsable del Gobierno de México para combatir la pandemia del coronavirus, Hugo López-Gatell, abonó este jueves la crisis de la COVID-19 al abandono del sistema de salud y a la “epidemia de enfermedades crónicas” de los últimos 30 o 40 años.

Al aludir al sexto lugar mundial de México en el número de muertes por la COVID-19, López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, apuntó que el sistema de salud del país se fue deteriorándose al paso de los años.

Lamentó que el sistema de salud no haya crecido a la velocidad necesaria respecto al crecimiento de la población, el deterioro de las instalaciones por falta de servicio debido a la dispersión en otras cosas del dinero que debería ser destinado a ello.

El sistema de salud de México “no se echó a perder” el 1 de diciembre de 2018 -cuando tomó el poder el presidente Andrés Manuel López Obrador- dijo López-Gatell sin mencionar a los gobiernos anteriores.

López-Gatell subrayó que la situación en la salud de México es de claroscuros porque así como hay deterioro, también se hacen “cosas competentes” como trasplantes y tratamientos de algo nivel en oncología y cirugías sofisticadas.

El experto en pandemias aseguró que cuando comenzó la epidemia de COVID-19 en este país, en febrero pasado, las autoridades le hicieron frente con esta realidad de condiciones de salud muy deterioradas.

Destacó que hay también en el país una “epidemia enorme de enfermedades crónicas”, donde la obesidad y sobrepeso se presenta en tres cuartas partes de la población, donde el 14 % tiene diabetes, el 35 % hipertensión, ambos en la población mayor de 20 años.

Señaló que esta epidemia de enfermedades ha sido “el principal motor” de la pandemia de coronavirus, junto con la mala alimentación de los mexicanos originada en el consumo de alimentos procesados, con agregados de fructuosa, sal y grasas saturadas.

En un país con esta desigualdad lo que puede hacerse, puntualizó “es tratar de disminuir la velocidad de crecimiento” de la pandemia, para lo cual la gente debe quedarse en casa a fin de los casos por día disminuyan, con el costo social que eso conlleva.

El médico lamentó las muertes registradas en México en esta pandemia, pero dejó en claro que las personas “no fallecieron porque estuvieran saturados los hospitales, fallecieron porque el COVID-19 les quito la vida”.

López Gatell dijo que si México está arriba o no de España en el número de muertos, no se debe perder de vista que la realidad de México y la realidad de España es distinta.

Puntualizó que desde su punto de vista “contar casos y comparar países con poblaciones diferentes es un error metodológico” porque obviamente en un país con más población hay más posibilidad de que haya mayor número de eventos, muertes, hospitalizaciones, casos”.

Las autoridades sanitarias mexicanas registraron este jueves 6 mil 741 infecciones y 679 defunciones para acumular 238 mil 511 contagios y 29 mil 189 muertos desde el inicio de la pandemia en febrero pasado.

México sobrepasó ya a España y subió al sexto lugar en la listas de países con mayor número de muertos.