Ignacio Román analiza el caso de Strauss-Kahn, quien en el momento de su detención era presidente del Fondo Monetario Internacional. Se trata de uno más de los grandes tomadores de decisiones que se han visto envueltos en escándalos de corrupción sujetos a las pasiones humanas ¿Se trata de un tipo pervertido, de un patán? ¿O puede ser que se trate de una confabulación contra una persona crítica a las posturas tradicionales del FMI?

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here