Más de 400 jóvenes lesbianas, acompañadas varias de ellas por sus madres y sus hermanas, marcharon desde Enrique Díaz de León hasta la Catedral e invitaron a otras más a vivir públicamente sus preferencias.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here