El director del Proyecto Salesiano en Tijuana, el padre Felipe Plascencia Botello, indicó que tras el éxodo de personas haitianas en la frontera norte del país, el desayunador el “Padre Chava” atiende un promedio de mil 200 personas ofreciéndoles: alimento, albergue, atención psicológica y legal, servicios higiénicos, entre otros tantos. Añadió que el flujo migratorio sin bien no es comparable como los casos europeos, la situación ha rebasado a los albergues y a las autoridades, pues estimó que al día arriban entre 250 a 400 personas, en su búsqueda por el sueño americano y una mejor calidad de vida…

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here