Sólo dos, de los 43 mexicanos migrantes que mueren al mes en Estados Unidos, son repatriados a su tierra, el resto, terminan sepultados en una fosa común. La mayoría fallece en hechos provocados por el alcohol: en riñas, homicidios y accidentes viales. La primera causa de muerte, entre los paisanos, son los accidentes en la industria de la construcción. Los trámites y los altos costos para repatriar a un familiar fallecido lo hacen casi imposible. Habla el abogado Daniel Monterubio.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here