Denuncian al menos 220 familias que ocupan casas de fraccionamientos del programa Vivienda Digna, en Tlajomulco y Juanacatlán, ser amenazados por funcionarios de IPROVIPE para que las desalojen. Dice que fue la SEDESOL, mediante un sorteo, la dependencia que les otorgó las viviendas.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here