Fotografía: EFE - Miguel Gutiérrez
París, Francia.

México sería uno de los países en los que la aplicación de medidas de confinamiento completo contra el coronavirus tendrían un mayor impacto económico, con una caída de casi el 30 % de la actividad, según las estimaciones de la OCDE, que pese a ello insiste en que la prioridad es ralentizar la epidemia.

En un documento publicado este viernes, su secretario general, el exministro mexicano Ángel Gurría, señala que “el alto costo de las medidas sanitarias que se imponen ahora es necesario para impedir consecuencias mucho más trágicas y un impacto económico todavía mayor en nuestras economías mañana”.

Para Gurría, un escenario con “millones de muertes y el colapso de los sistemas sanitarios nos diezmarían económicamente y como sociedad, de forma que ralentizar esta epidemia y salvar vidas tiene que ser la primera prioridad de los gobiernos”.

En el documento, los expertos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) calculan el efecto potencial del confinamiento en casi medio centenar de países, entre sus miembros y otros emergentes.

Dada la incertidumbre, no hacen previsiones sobre el tiempo que podrían durar las medidas de confinamiento o el efecto de medidas monetarias y fiscales, por lo que han hecho sus estimaciones teniendo en cuenta el peso en cada país de uno u otro sector y sabiendo, por ejemplo, que el turismo es uno de los que más sufre ante esas medidas.

Con el escenario de un confinamiento completo, la actividad retrocedería hasta un 34,35 % en Grecia, un 30,5 % en Japón, un 29,96 % en México, un 29,17 % en Alemania o un 29,14 % en España.

El descenso sería también muy significativo en Reino Unido (26,42 %), Italia (26,31 %), Francia (25,9 %) o en Estados Unidos (25,29 %).

En los otros países latinoamericanos de la lista, el impacto sería algo menos severo: un 23,06 % en Chile, un 21,78 % en Costa Rica, un 20,85 % en Argentina y un 20,55 % en Brasil.

Los dos gigantes asiáticos se quedan ligeramente por debajo del listón del 20 %, con un 19,1 % de caída tanto India como China.

La OCDE augura que un mes de confinamiento reduce el producto interior bruto (PIB) anual en dos puntos porcentuales. Si eso se prolonga tres meses, la baja alcanza 4-6 puntos de PIB.