Podrían concluir los problemas que le impiden a Tlaltenango tener una planta tratadora de aguas residuales.