Se trata de la presea al servicio social “Irene Robledo García”, que reconoce la labor humanitaria en pro del desarrollo de una mejor calidad de vida

Se realizó la novena entrega de la presea Irene Robledo García, “Por una humanidad más humana”, el pasado viernes 10 de octubre en el paraninfo Enrique Díaz de León, la cual reconoce el trabajo de personas, instituciones o asociaciones que con su labor contribuyan a un cambio social que ayude al crecimiento de sectores desfavorecidos de la población.

De esa forma el centro universitario de la costa sur obtuvo esta presea en la categoría de “Servicio social de la Universidad de Guadalajara” por su programa de Conservación de las tortugas marinas el cual fue recibido por maestro Antonio Trejo Robles, profesor investigador del CUCSUR y responsable de este programa quien dijo que este logro se debe al esfuerzo y participación que durante casi 30 años han realizado profesores y alumnos al campamento tortuguero.

Por su parte, el maestro Alfredo Tomás Ortega Ojeda, rector del CU Costa Sur, destacó la importancia de reconocer este programa el cual está por alcanzar casi tres décadas de realizarse y agregó que él fue uno de los que inició en este proyecto, en la entonces facultad de ciencias, siendo coordinador del programa tortuguero por lo que también siente como suyo este gran reconocimiento.

El doctor Francisco de Asís Silva Batiz, jefe del departamento de estudios para desarrollo sustentable de las zonas costeras del CU Costa Sur, mencionó que este programa ha logrado que comunidades cercanas estén participando en la protección tanto de la tortuga marina como de los recurso naturales en general impulsado por el centro universitario.

Otro ganadores de este reconocimiento fueron el maestro Francisco Javier Sánchez Sandoval por su labor en el centro de Atención Psicológica de la Escuela preparatoria No. 7 de la Universidad de Guadalajara, la egresada Luisa María de Jesús Chávez Alcantar por su desempeño en el consultorio periférico la Cruz, en Ameca, Jalisco y el mesón de la misericordia divina A.C. con el programa “La salud va primero: Apego y Adherencia basada en la autoeficacia desde la perspectiva integral con personas que viven con VIH y SIDA en condiciones de vulnerabilidad ”.

Información y redacción de Aida Azarel García Frías.