ineficacia en la protección de periodistas
Fotografía: Medios
Ciudad de México, México.

Comunicadores mexicanos se manifestaron este jueves ante la secretaría de Gobernación (Interior) para reclamar la ineficacia de las autoridades en la protección a periodistas amenazados tras el asesinato del reportero Cándido Ríos, el décimo este año en México.

Nos preocupa mucho que una persona que estaba dentro del mecanismo de defensa de periodistas haya sido asesinado. Nos habían dicho que el problema de los asesinatos de periodistas era que no estaban dentro del mecanismo. Se cae este mito“, dijo a la AFP Alejandro Meléndez, fotógrafo y uno de los organizadores de la protesta, en referencia a que Cándido Ríos contaba con medidas de protección oficial.

Cerca de medio centenar de comunicadores reunidos en la protesta colocaron en las escaleras, muros y acceso de la dependencia decenas de imágenes de Ríos, periodista del estado de Veracruz (este) que fue asesinado a balazos la tarde del martes en plena calle.

Con más de un centenar de comunicadores asesinados desde 2000, México es catalogado por organizaciones civiles como uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo y Veracruz, es el estado más letal con una veintena ultimados.

Periodistas de Veracruz también se manifestaron este jueves por el homicidio de Cándido Ríos.

El periodista Wilbert Torre, otros de los organizadores de la protesta, reclamó que ese mecanismo no funciona pese a que “cuenta con presupuesto, tiene supuestamente un aparato, una dirección, un cometido de proteger a los periodistas que se encuentran en riesgo”.

Más del 90% de los asesinatos de comunicadores siguen impunes, lo que envía a los atacantes “la señal de que puedes asesinar a cualquier periodista y no pasa nada“, añadió Meléndez.

Sobre los responsables de estos crímenes, Torre dijo que si bien se culpa generalmente a la violencia del narcotráfico que golpea a México desde hace una década, también proviene desde esferas del poder, principalmente en pequeñas comunidades del país.

Cándido Ríos era de la comunidad de Hueyapan de Ocampo, en el sur de Veracruz, donde investigaba casos de corrupción de un exalcalde, lo que le valió amenazas de muerte.

Según la organización Artículo 19, Ríos es el segundo periodista que es asesinado a pesar contar con medidas del mecanismo de protección en su casa.

Este mecanismo, creado en 2012 por el gobierno federal y al que se han acogido poco más de 530 comunicadores, ha sufrido serios recortes. En 2013 se le asignaron unos 2,1 millones de dólares y para este año se redujo a la mitad.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here