Fotografía: Ignacio Pérez Vega
 Guadalajara, Jalisco.

Durante la Glosa del Cuarto Informe de Gobierno de Enrique Alfaro Ramírez, se convocó a cuatro académicos y representantes de organismos sociales para plantear preguntas a los integrantes del Gabinete Centralizado.

Por parte de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Gabriel Torres Espinoza, director del Sistema Universitario de Radio, Televisión y Cinematografía, cuestionó al director del Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal), Héctor Pizano Ramos, sobre las acciones que se harán para recuperar alrededor de 4 mil millones de pesos del desfalco que se hizo en gobiernos anteriores por inversiones fallidas.

Dijo que ante una eventual quiebra del Ipejal, se podría generar una especie de Fobaproa, para rescatar a ese organismo público que afilia a 124 mil trabajadores y jubilados.

“En Jalisco, por la vía de los hechos consumados, se ha creado un Fobaproa local. Me explico, los trabajadores al servicio del estado de Jalisco han aportado para una pensión y una jubilación durante años, pero el Instituto de Pensiones del Estado, desde la reforma de 2009 -que es el punto de quiebre donde inicia todo este problema- se eliminaron los controles que este Poder Legislativo sostenía sobre las inversiones que ahí se realizan y eso dio lugar a que se hubiera utilizado de forma discrecional, -y diría yo- delictiva, los recursos del fondo de los trabajadores para todo tipo de inversiones de alto riesgo, fallidas y plagadas de corrupción. Esto lo vengo diciendo desde la reforma de 2009”, expresó.

Torres Espinoza dijo que además hoy existe desabasto de medicinas en las unidades médicas del Ipejal y preguntó por qué no se ha metido a la cárcel a funcionarios corruptos que realizaron desfalcos en el sexenio del panista Emilio González Márquez.

El dinero que se desvió alcanza 20 por ciento del total del portafolio de inversiones que tiene el Ipejal, que es de 20 mil millones de pesos. 

“Hoy el Instituto de Pensiones de Jalisco es un modelo de irresponsabilidad, de impunidad, de negocios al amparo del poder, y de corrupción. ¿Quién iba a imaginar que el organismo concebido por Agustín Yáñez, que se institucionalizó por Francisco Medina Ascencio, terminaría convirtiéndose en un ejemplo, a nivel nacional, de corrupción, tanto -y lo negaban al inicio del sexenio- que hoy ya hay funcionarios en la cárcel y son 23 auditorías de la Contraloría, denuncias penales que se han presentado, que sumadas y tengo los documentos, dan 4 mil millones de pesos de daño patrimonial, de un portafolio de inversión de 20 mil, un poco más de 20% es daño patrimonial”, precisó.

En su turno, el director del Ipejal, Héctor Pizano Ramos, afirmó que el daño patrimonial a la institución no es de 4 mil millones de pesos, sino de 2 mil millones de pesos.

“Las 26 denuncias a las que hemos acompañado tanto la Fiscalía Anticorrupción, el Ejecutivo y el Ipejal, a la Contraloría y que se anunció en diciembre y que se ampliaron en febrero, son de 26 diversas inversiones que en su conjunto podrían afectar o generar un quebranto de 2 mil millones, que a la fecha no lo han generado, pero podría llegar a darse”, dijo.

Pizano Ramos explicó que se han recuperado 50 millones de pesos de la inversión en la Villa Panamericana y se “conveniaron” otros 550 millones, del desarrollo en Santa Cruz de la Soledad, en Chapala, se recibieron otros 50 millones y el desarrollador le pagará al Ipejal 450 millones. De Chalacatepec, se recibieron 440 millones de pesos más. 

Añadió que pese a que se recobre parte del dinero que salió para inversiones  fallidas, el Ipejal tiene un problema estructural para su viabilidad a futuro. Por ello, tendría que hacerse una reforma para aumentar los ingresos del fondo pensionario.

“Yo insisto en señalar. Mientras que no tengamos claro que el problema de Pensiones es estructural y no queramos reconocer que es el problema de diseño, que todo el mundo ya reconoció y el país, no lo vamos a poder resolver, es un problema de origen. La Administración la tenemos que depurar, la tenemos que hacer mucho más eficiente, pero lo que es un hecho es que la capacidad institucional que teníamos para resolver el problema de Pensiones, ya la usamos. Y cuando dice usted que hace 60 años estaba mejor Pensiones, yo me refería a, cómo hoy estamos en una Glosa, estamos mejor que antes, sí. Estamos mejor que hace cuatro años que llegó este gobierno. Sí estamos mejor en Pensiones, hoy, que hace cuatro años”, aseguró.

En entrevista, el director del Ipejal aseveró que ve difícil que pueda darse una reforma a la Ley del organismo antes de que finalice el año. Dijo que los sindicatos cada día se convencen de que la reforma al Ipejal es necesaria.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here