Tigres Tlaquepaque
Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

Este miércoles la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente encontró y aseguró a dos tigres de Bengala que se encontraban en una finca en Tlaquepaque, de hecho uno de ellos apareció recientemente en un video siendo perseguido en la calle por personas que intentaban capturarlo lanzándole una soga al cuello, pues escapó del lugar donde era resguardado.

A través de un comunicado, la PROFEPA informó que luego de divulgarse en redes sociales este material comenzó a buscarlo y lo encontró en un predio; entrevistó a los propietarios y aunque entregaron documentos que acreditan la legal procedencia de los felinos, no están registrados ante la SEMARNAT y tampoco cuentan con un plan de manejo que especifique las condiciones para resguardarlos.

Debido a estos incumplimientos, la Procuraduría realizó un aseguramiento precautorio del lugar con los dos tigres en su interior, esto significa que los félidos se quedarán ahí mismo a cargo de sus cuidadores hasta que termine el proceso administrativo o regularicen su situación, pues la PROFEPA carece de albergues en Jalisco para confinar animales silvestres.

Lo que sí pidieron a los encargados de la finca fue reforzar las medidas de seguridad para evitar otra fuga, pues haber permitido que uno de ellos saliera a la calle puso en riesgo a la población y la integridad del animal de origen asiático, que de acuerdo con la Profepa se trata de una hembra de dos años y el otro, un cachorro macho de 10 meses.

Es de señalar que la legislación mexicana permite la tenencia de especies de vida silvestre nativas o exóticas, como el caso de los tigres de Bengala, para combatir el mercado ilegal de animales, sin embargo los ejemplares deben adquirirse en sitios autorizados donde se emiten certificados de legal procedencia y además, registrarse ante la Semarnat, aunque su adquisición es una práctica no recomendada por cuestiones de salud pública, gasto económico y respeto a la vida silvestre.

Violeta Meléndez