líder extremista Sria Lanka
Fotografía: Jewel Samad - AFP
Colombo, Sri Lanka.

El extremista esrilanqués Zahran Hashim, considerado una pieza clave de los atentados islamistas del Domingo de Pascua en Sri Lanka, murió en el perpetrado en uno de los hoteles, dijo este viernes el presidente, anunciando además la dimisión del máximo dirigente policial por los fallos cometidos.

Con el país aún en situación de alerta, las oraciones del viernes en las mezquitas se rodearon de estrictas medidas de seguridad.

Las autoridades revisaron el balance de víctimas de 359 a 253 muertos, alegando que algunos cuerpos mutilados se contaron como dos.

El presidente Maithripala Sirisena explicó que el extremista esrilanqués Zahran Hashim, pieza clave de los atentados, murió en el cometido en el hotel de lujo Shangri-La de Colombo.

“Lo que los servicios de inteligencia me dijeron es que Zahran murió en el ataque del Shangri-La” el domingo por la mañana, dijo a la prensa.

Las autoridades buscaban activamente Hashim, que llevó a cabo el ataque con un segundo kamikaze, identificado como “Ilham”, precisó el jefe de Estado.

Hashim aparecía en un vídeo de reivindicación de la matanza difundido por Estado Islámico (EI), en el que se le veía liderar a siete hombres en un juramento de lealtad al jefe del grupo yihadista, Abu Bakr al Bagdadi.

El líder del National Thowheeth Jama’ath (NTJ), un grupo extremista local hasta ahora poco conocido y al que el gobierno de Sri Lanka acusa de los atentados.

La policía esrilanquesa anunció además este viernes la incautación de 150 cartuchos de dinamita y una bandera del EI durante un registro en una casa utilizada por los autores de los atentados de Pascua, en Sammanthurai, a 370 kilómetros al este de Colombo. En este edificio se habría grabado el video de reivindicación.