Policia Casa JAlisco
Fotografía: Ignacio Pérez Cega
Guadalajara, Jalisco.

Jonathan Ramírez Carbajal, policía de la desaparecida Fuerza Única Metropolitana, quien en 2017 fue atropellado y baleado en una pierna por los ladrones que escapaban en una camioneta, en Tlajomulco, se manifestó junto con sus tres hijos, a las puertas de Casa Jalisco.

Jonathan quedó con lesiones graves en cadera, en el cráneo y en la pierna derecha, por un impacto de bala y denunció que únicamente le pagan la mitad de la pensión mensual a la que tiene derecho. Además, no le han entregado la indemnización que le corresponde, ya que el gobierno de Jalisco le dio un cheque sin fondos.

“Se me dio un cheque de indemnización por una cantidad que no corresponde, la cual en su momento acepté por mis deudas económicas y la situación en la que me encontraba. Al momento de ir a cambiar el cheque resulta que el cheque no tenía fondos, cuando regreso a la corporación donde se me expidió el cheque les comento eso, me respondieron que dijera que se me había extraviado para poderme expedir otro más rápido, a lo cual yo me negué porque eso es un delito, los mismo con tono burlón y humillante me comentaron que si quería si no iba a tardar un año en salir el cheque”, relató.

Jonathan Ramírez explicó que el 12 de junio de 2017 acudió a atender un reporte de robo en el municipio de Tlajomulco, cuando laboraba en la Fuerza Única Metropolitana, donde fue lesionado en un tiroteo. Resultó con múltiples fracturas expuestas en la cadera, en el cráneo, en el brazo izquierdo y en la mandíbula. Estuvo cinco meses y medio en terapia intensiva y tuvo que someterse a 60 cirugías.

Actualmente tiene varias secuelas que ameritan atención médica ya que tiene la cadera luxada y una úlcera. Además, tiene episodios de pérdida de la memoria por las lesiones en la cabeza, pero la atención médica fue suspendida por la contingencia sanitaria.

Luego de año y medio, Jonathan Ramírez logró que le autorizaran que iniciara el proceso de pensión, pero se la otorgaron por la mitad del monto mensual que le corresponde, pues en el cálculo únicamente consideraron el salario y no el 100% de sus percepciones.

El policía pide que le entreguen la indemnización completa y el pago de la pensión mensual de más de $30 mil. Actualmente, le dan $15 mil, pero por las deducciones de créditos recibe $8 mil mensuales.

Jonathan estuvo este miércoles en Casa Jalisco durante dos horas, acompañado de sus tres hijos que portaban cartulinas con frases de protesta, en una de ellas se leía: “No sólo el que muere en cumplimiento del deber es un héroe”. Otro de sus hijos portó el mensaje: “Mi papá es un héroe”.

El manifestante recibió el apoyo del colectivo Unidos por la Seguridad AC, que preside Miguel Ángel Herman Arteaga.

A Casa Jalisco se presentó el subsecretario de Asuntos del Interior, José Manuel Romo Parra y el responsable de la Dirección General y de Control Interno de la Secretaría de Seguridad del Estado, Luis Roberto Dávila Sánchez, quienes le prometieron atender sus reclamos.

Ignacio Pérez Vega