Ocotlán, Jalisco

El periodo de desecación conocido también como estiaje ya ha comenzado a dejar sentir sus efectos en pastizales desecando su maleza, además de agricultores quienes no miden las afectaciones que provocan sus quemas que se salen de control, teniéndose alrededor de 113 incendios de pastizales, agrícolas y de basura que se han venido registrando en Ocotlán desde noviembre del año pasado a la fecha, ante esto los elementos de Protección Civil y Bomberos realizan año con año un equipo de trabajo para abordar la problemática, así lo afirmó el comandante Agustín Corona Macias.

“Nosotros ya estamos preparados con las bombas aspersoras cuando es vía tierra, nuestro equipo también de maquinaria.Tenemos un vehículo que en su base o plataforma carga una cisterna especial con 1000 litros de agua y una bomba pequeña a base de combustión de gasolina que nos ayuda a ir caminando e ir apagando el lugar donde se está incendiando, eso nos da la oportunidad  porque las motobombas una vez que engrana ya no las puedes mover pero si con ese nuevo equipo que se adecua sí podemos rápidamente y lo llamamos nosotros de ataque ligero, podemos atacar y extinguir algún incendio”.

La cisterna especial se le denomina tote plástica, esta posee una capacidad de 1000 litros, fabricada de plástico duro y cubierta por una base de tubo, la cual está interconectada a la bomba de combustión interna arrojando a presión el agua.

Corona Macías detalló que se delimitó las zonas de mayor afectación siendo estas la Lázaro Cárdenas, Nuevo Fuerte, San Juan, Pasó a la Comunidad, Primavera y camino rumbo a Zula. También las delegaciones rurales y agencias que no están exentos de tener conatos de incendios.

El director de Bomberos Ocotlán pronostica que debido al número de incendios ya registrados en la localidad se espera un periodo de estiaje más controlado.

“Si ya todo va a ser más tranquilo en este estiaje, esperemos que también nos favorezca rápido la lluvia para evitar que nos siga contaminando y siga creciendo el pasto. Las lluvias nos vienen a pegar, después de junio-julio, esperamos que las famosas cabañuelas y ahorita por los sistemas meteorológicos que andan con mucha intervención de los frentes fríos esperamos que una que otra llovizna nos caiga para que baje la intensidad de los incendios”.

Agustin Corona indicó que mantienen una comunicación constante con la dependencia de Ecología de Ocotlán quienes están designados a normar las quemas y los horarios en que se deben hacer dentro de la jurisdicción local.

El comandante de bomberos señaló que su corporación está a la espera de llamados de emergencias por conatos de incendio afirmando que tienen una carga considerable de trabajo debido a los servicios prehospitalarias y de accidentes.

Diego Iván Vera