Ocotlán, Jalisco

A más de un año de que las aulas quedaran vacías y que las instituciones educativas públicas y privadas cerraran las puertas de ingreso a sus estudiantes para protegerlos de un contagio masivo de la nueva cepa de coronavirus, estos lugares se han mantenido con vigilancia o nulo cuidado. Pero, los amantes de lo ajeno, tras el golpe económico, podrían aprovechar estos lugares para sustraer los bienes para el aprendizaje o algunos materiales como tuberías.

Es José de Jesús Chávez Ochoa, comandante de seguridad pública del municipio de Ocotlán, quien nos mencionó que existe un grupo de prevención el cual se encarga de la vigilancia e inspección de ciento cuarenta y siete escuelas que hay en el municipio.

“Tenemos un grupo de prevención donde exactamente están cuidando las escuelas, recordemos que aproximadamente en el municipio tenemos entre escuelas públicas y privadas, ciento cuarenta y siete escuelas y todos los días se lleva un rondín a lo que es las diferentes colonias para estar visitando las escuelas, hemos tenido acercamiento con los directores de las instituciones para reportar si ellos tienen veladores, quién no los tiene, si hay una incidencia, tienen el número particular del grupo de prevención donde se está haciendo un acercamiento diario para estarnos manifestando una situación de algún hecho ilícito en la institución”.

Señaló que la incidencia en robos a los centros educativos es baja.

“Incidencias en la escuela es baja, la verdad si es baja, aquí no se trata de maquillar, aquí se trata decir con veracidad lo que se ha estado haciendo, no tenemos muchos reportes de robo a las escuelas”.

Recalcó que solo han sido reportados dos robos de los cuales el último se perpetró en un jardín de niños.

“El último que tenemos como reporte de robo fue el 19 de marzo en el jardín de niños “Francisco Montes de Oca”, donde se robaron o fueron ultrajados dos computadoras con dos impresoras, fue el último reporte que tuvimos a lo que es a una escuela”.

Se espera que estas incidencias se mantengan bajas para que, con el futuro regreso a clases, los alumnos puedan retomar sus actividades sin contratiempos.

Por Ismael Vivar