Ocotlán, Jalisco

Dentro de la crisis económica derivada de la crisis sanitaria por la pandemia de Covid-19, uno de los sectores que ha encontrado un respiro es el comercio minorista: en el mes de mayo las ventas al menudeo aumentaron 0.5 por ciento en México, con lo cual llevan 10 meses consecutivos de repunte, según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). De acuerdo al informe, en el mes de mayo la papelería y el esparcimiento tuvieron un aumento de 2.4 por ciento, los artículos de ferretería 1.7 por ciento y los de cuidado a la salud 1.6 por ciento.

Los datos del Inegi dicen que los productos de perfumería y joyería subieron 8.9 por ciento, las bebidas, hielo y tabaco se incrementaron 6.5 por ciento, los artículos para decoración de interiores 5.71 por ciento, las tiendas de autoservicio y artículos de esparcimiento vendieron 3.6 por ciento más en el mes de mayo.

Al establecer la comparación entre mayo de 2022 y mayo de 2019, es decir antes de la pandemia, tenemos que los niveles de ventas minoristas actuales son 3 por ciento superiores, con lo que se puede decir que el sector se ha recuperado y saltado el bache que representó la pandemia para las ventas y el consumo. Si hacemos la comparación con el mes de febrero de 2020 -el mes anterior a los confinamientos-, actualmente las ventas minoristas con 4.37 por ciento superiores.

El incremento de las ventas minoristas se da en un contexto difícil, luego de la crisis económica debida a la pandemia y en un actual momento de precios muy elevados: la inflación en México llegó a 8.16 por ciento en la primera quincena de julio, lo que representa el nivel de precios más altos en los últimos 21 años.

Si tomamos como referencia los datos de la Asociación Nacional de Tiendas, Autoservicio y Departamentales (Antad), en 2021 las ventas minoristas en México se incrementaron 15 por ciento en comparación con 2020. Según este organismo, en 2021 las ventas de mercancías en general crecieron 49 por ciento y las ventas de supermercados aumentaron 44 por ciento. La Antad estima que en 2021 se generaron 610 mil empleos en el sector del comercio minorista.

Este incremento de las ventas tiene muchas explicaciones. La primera de ellas es que no se trata de un aumento debido a una mayor generación riqueza o a una mejoría de ingresos en las familias: se da en un contexto de crisis, por lo que se trata de un reajuste o una adaptación de los gastos y del consumo. Con precios altos y con todos los problemas derivados de la crisis, la gente está volcando su consumo hacia ciertos sectores, priorizando el uso de sus recursos. En lugar de endeudarse en grandes proyectos o en compras a largo plazo, una de las tendencias es hacia el consumo minorista, al de las compras necesarias e incluso a las compras no tan fundamentales pero que tampoco sean tan costosas.

El drama de los comercios minoristas en la actualidad es encontrar la fórmula para seguir incrementando las ventas pese a la suba de los precios y pese a que los consumidores pueden comprar cada vez menos. Es un momento de respiro pero también delicado porque hay que encontrar el equilibrio entre vender con precios altos y saber compensar con descuentos y promociones.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here